Corresponsales Juveniles

Corresponsales juveniles en Andalucía

El corresponsal juvenil es aquella persona joven que, de forma voluntaria y responsable, dedica parte de su tiempo libre a informar a otros jóvenes en centros educativos,    asociaciones juveniles,   locales de ocio y recreo, etcétera, en colaboración con un Centro de Información Juvenil.  Además, el IAJ expide  la Tarjeta del Corresponsal Juvenil, que supone un reconocimiento oficial a la labor de este colectivo.

Concepto:

El corresponsal juvenil es aquella persona joven que, de forma voluntaria y responsable, dedica parte de su tiempo libre a informar a otros jóvenes en centros educativos, asociaciones de vecinos, casas de la juventud, locales de ocio y recreo, etcétera, en colaboración con un Centro de Información Juvenil.

Una de las características principales del corresponsal es que difunde información de joven a joven y recoge las demandas informativas de sus compañeros para trasladarlas al CIJ.

La labor del corresponsal juvenil es voluntaria y produce un efecto multiplicador de la información. Lejos de ser mensajero, actúa como transmisor de la información en un doble sentido: recoge las inquietudes y preferencias de los jóvenes del ámbito en el que se mueve e intenta proporcionarles la información puntual sobre esos otros temas.

Edad:

La edad para ser corresponsal juvenil está comprendida entre los 14 a 31 años.

Marco normativo:

La regulación legal se desarrolla a través de los Centros de Información Juvenil (CIJ), al amparo del Decreto 80/90, de 27 de febrero, por el que se regula la creación de este tipo de servicios a la población joven. Actualmente no hay una normativa desarrollada en este ámbito.

Los corresponsales son el último eslabón de la información juvenil.

Censo

A 1 de diciembre de 2020 están censados 4.171 corresponsales en Andalucía, acreditados con la correspondiente tarjeta del IAJ.

Tarjeta del Corresponsal Juvenil

El IAJ expide la Tarjeta del Corresponsal Juvenil. Este documento supone un reconocimiento oficial a la labor voluntaria que realiza el colectivo. En la misma constan los datos de identificación como son el nombre, la fecha de nacimiento, el número de identidad y fecha de validez.

Tiene como finalidad acreditar oficialmente a los corresponsales juveniles que se encargan de difundir información y recabar las demandas de los jóvenes.

¿Cómo solicitar la tarjeta?:

Los corresponsales pueden solicitarla a través de las Direcciones Provinciales del IAJ donde se les facilita gratuitamente.

Aclarar que son expedidas en las Direcciones Provinciales del IAJ a propuesta de los CIJ, previa solicitud del corresponsal interesado/a.

Ayudas y subvenciones a los Grupos de Corresponsales

El IAJ convoca anualmente una línea de ayudas para grupos de corresponsales juveniles, que se tramitan desde el Servicio de Coordinación y Relaciones Institucionales. Los corresponsales, a la hora de solicitar la ayuda al IAJ, deben contar con el Vº Bº del CIJ del que dependen.

En la convocatoria de 2020 (BOJA núm. 128, de 6 de julio) las ayudas han ido dirigidas a los miembros de Grupos de Corresponsales, que deben estar acreditados como tales por la Dirección Provincial del Instituto Andaluz de la Juventud de su provincia, en fecha anterior a la entrada en vigor de la convocatoria en BOJA.

Las ayudas de suelen financiar:

a) Gastos de personal (monitores, formadores, técnicos, animadores etc).

b) Gastos de naturaleza corriente para la prestación de servicios y suministros necesarios para la realización de actividades ( material fungible, contratación de servicios, alquiler de material etc).

Encuentros de ámbito regional y provincial

El IAJ, como centro coordinador de la Red CIJ en Andalucía, ha ofrecido desde hace años formación a los corresponsales juveniles de Andalucía. Se ha coordinado desde el Servicio de Programación e Información Juvenil.

Dicha formación se ha concretado en la organización anual de Encuentros Provinciales de Corresponsales Juveniles y Encuentro Regional de Corresponsales Juveniles.

Estos encuentros formativos han permitido que el IAJ y sus Direcciones Provinciales mantengan un contacto directo con la realidad del corresponsal, sus inquietudes y problemáticas, favoreciendo el el intercambio de buenas prácticas entre los propios corresponsales. También ha servido para conocer los corresponsales que están activos y los que no.